Inicio

Anelda Tomasini de Carrizo

 

Toda comunidad tiene una impostergable realidad en la educación y orientación de sus jóvenes, porque en ellos reside la continuidad o no de la misma, en sus costumbres, en sus tradiciones, en sus modos y en su esencia.
   Así lo entendió el pueblo de Rodeo del Medio cuando buscó otra alternativa de estudios secundarios para sus hijos que de otra manera debían trasladarse a Mendoza o San Martín.
  El Instituto Rodeo del Medio fue fundado como escuela secundaria el 21 de octubre de 1963 por inspiración de una educadora de alma: Anelda Tomasini de Carrizo. Ella logró plasmar y concretar el deseo de
los miembros de la comunidad de Rodeo del Medio y contó para ello con la colaboración y con la asistencia espiritual de los párrocos Rvdo. José Fansolatto y Rvdo. Ernesto Vecce.

 

 

 


 

El Instituto comenzó su labor con dos divisiones de l° año y en poco tiempo, gracias al esfuerzo mancomunado de la Comisión Directiva Fundadora, padres de alumnos de la institución y el apoyo espiritual y material de la Orden Salesiana fue creciendo poco a poco hasta que el 11 de marzo de 1965 abre sus puertas la Escuela Primaria y el Jardín de Infantes. Luego, en 1979,  se anexa el Nivel Superior para la formación de maestras de escuelas primarias.
   En la actualidad el Instituto Rodeo del Medio cuenta con todos los niveles de formación: el Nivel Inicial, la EGB,  el Nivel Polimodal con tres modalidades: Economía de Gestión, Ciencias Naturales y Humanidades y Ciencias Sociales.
  A ellos se le agrega el Nivel Terciario que ha incorporado las carreras de Profesorado en Lengua y Literatura y Profesorado en Inglés, títulos estos de validez tanto nacional como provincial, además de un Convenio de Articulación con la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional de Cuyo, que permite a sus egresados continuar estudios de postgrado y Licenciaturas en dicha universidad.

   Solo aquellos que se atreven a ir más lejos descubren hasta dónde pueden llegar. Así lo entendieron sus fundadores y así lo transmitieron a las generaciones siguientes. Es por esto que lo que ayer fue deseo hoy es realidad.
Primera Comisión